sábado, 6 de noviembre de 2010

El Pit-Cnt construirá viviendas por ayuda mutua sin Fucvam

Plan destinado a afiliados de bajos ingresos.

El Ministerio de Vivienda financiará un nuevo sistema de soluciones habitacionales denominado "Programa de vivienda sindical". Serán cooperativas de ayuda mutua exclusivas para afiliados al Pit-Cnt, paralelas a Fucvam y sin ahorro previo.
El programa llevado adelante por la Unión Nacional de Trabajadores del Metal y Ramas Afines (Untmra) y el Sunca, que se basa en que el sistema tradicional de cooperativas de Fuc-vam, que exige un mínimo de 21 horas semanales de ayuda mutua, más un ahorro previo, deja afuera a un grupo importante de trabajadores que asegura tener "capacidad de pago pero no de ahorro".
"Los trabajadores de menores ingresos podrán acceder a una vivienda, sin ahorro previo y con el aporte de su trabajo", dijo la ministra Graciela Muslera ayer tras la reunión del Consejo de Ministros.
El responsable de Desarrollo Social de la Untmra, Eduardo Burgos, explicó a El País que el anuncio del programa generó mucha expectativa e incluso reactivó algunos focos sindicales del interior del país que habían dejado de operar.
El sindicalista explicó que el programa funcionará bajo el sistema de cooperativas de ayuda mutua, pero sin ahorro previo. "La gran mayoría de nosotros tenemos capacidad de pago, porque pagamos todos los meses el alquiler, pero no llegamos nunca al ahorro que muchos de los planes existentes nos piden", dijo.
El capital que pondrá el trabajador, explicó Burgos, será la ayuda mutua "que representaría el 15% del valor de la vivienda". El proyecto incluye la incorporación de tecnologías nuevas y mixtas (prefabricados y construcción tradicional), lo que "bajaría a la mitad el costo del metro cuadrado y nos ayudaría a disminuir las horas de ayuda mutua".
"A muchos de nosotros se nos dificulta cubrir las 21 horas semanales que exige el sistema tradicional. Al ponerle tecnología prefabricada construimos más rápido, porque los paneles de madera ya vienen prearmados, ahorrando tiempo y dinero", explicó Burgos.
"Lo que tiene Fucvam es que deja afuera una franja de trabajadores por la cantidad de horas de ayuda mutua, porque estudiamos, militamos todo el día, o porque trabajamos 12 horas. No es una sustitución, es un sistema más", aclaró.
El único requisito para inscribirse es estar afiliado a algún sindicato del Pit-Cnt. "Es una vía para fortalecer el sistema sindical y su estructura", completó Burgos.
Aunque todavía no está definido, el programa sería financiado por Ministerio.
La iniciativa ya convocó a más de 3.500 trabajadores y se están estudiando diferentes sistemas de construcción. "El que tiene más fuerza es la madera. Van a ser de ladrillo y material prefabricado", dijo Burgos.
En Montevideo las viviendas se construirán en un predio cedido por la Intendencia durante la administración de Ricardo Ehrlich, en "un pedazo de tierra de lo que era el vivero municipal", en el cruce de Santín Carlos Rossi y ruta 1.
Habrá varios de estos denominados "barrios obreros" en el interior del país. El proyecto más avanzado se emplaza en Canelones, sobre la ruta 101, donde se van a construir 360 viviendas.
"Ahí va a haber un centro Caif, una policlínica, dos salones comunales, un espacio recreativo. Todo un barrio obrero, pero que no sea un gueto, que sea abierto a la comunidad", agregó Barrios.
Serán unidades con un valor aproximado de US$ 30.000, una superficie de 70 m² y con una sola planta. Una vez habitando, la cuota mensual sería de unos $ 3.000 mensuales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada